A 11 años de la tragedia del Ycua Bolaños: Una herida que sangra y desarma todavía

El recuerdo es algo que debe estar presente siempre, por más dolor que eso pueda acarrear. La memoria es algo que se tiene que preservar principalmente para no cometer los mismos errores del pasado.

Y más que un error, lo que ocurrió en Ycua Bolaños fue un verdadero horror, una tragedia que enlutó a muchos paraguayos y principalmente en el barrio Trinidad.

A muchos nos ha marcado claramente, a pesar de que algunos no fuimos víctimas del incendio. Si bien pasó un buen tiempo de la tragedia, ya una década, el recuerdo sigue vivo.

regular_ncendio_ycua_bolanos.jpg

Era un cálido día domingo 1 de agosto, cercano ya al mediodía, mientras mis padres preparaban el tradicional asado familiar, estaba observando el dibujo de Caló en el diario ABC Color que graficaba un partido entre Cerro Porteño y Guaraní -que en ese entonces disputaban un torneo clasificatorio para la Copa Sudamericana- que se debía jugar ese día, pero claramente por los sucesos acaecídos en el Ycua Bolaños, se suspendió ese compromiso.

A la par, estaba observando la tele, la programación normal de un canal cuando se interrumpe eso y se empieza a hablar del tema de la tragedia. Una mezcla de desesperación, tristeza y dolor profundo nos producía al ver las terribles imágenes que iban llegando al pasar las horas y -principalmente- al aumentar la cantidad de muertos y heridos, que luego se confirmó que es la peor tragedia de nuestro país en tiempos de paz.

Otra imagen que se viene a la memoria, es cuando unos meses después, con el colegio en donde estaba, visitamos una escuela dentro del barrio Trinidad, se observaba claramente la mezcla entre la tristeza y la pérdida todavía reciente de sus seres queridos. Pero a la vez, las ganas de continuar, de seguir viviendo y de reencontrarse con la felicidad, esa demostración de alegría se pudo ver con mayor intensidad cuando empezamos a jugar fútbol, que es algo que definitivamente une a la gente mucho más en cuanto a lo que es el compartir, a la diversión y al esparcimiento sano.

3206475125_6b9b4eb9a4

Este hecho no debe quedar jamás en el olvido, para que nunca más vuelve a ocurrir un hecho semejante y se realice la justicia que hace rato las víctimas del Ycua Bolaños están buscando. Con sangre, sudor y lágrimas, muchas lágrimas en ese duro camino hacia la justicia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Paraguay, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s